Corazón de piedra (3ª parte)

Y así pasaron los años, las estaciones… las piedras de los caminos, antes pulidas por el uso, empezaron a cubrirse de verde musgo y líquenes dorados. Todas habían cambiado, unas se fueron rompiendo por falta de arreglo de la mano humana, y de las lluvias que empezaban a colarse por las grietas y resquicios de los tejados… otras se iban moviendo y separando poco a poco, hasta que alguna caía del lugar donde tantos años había estado; era una soledad y decadencia lenta y dolorosa…

IMGP2406 reducida

El pantano aquel, el cual habían dicho que lo iba llenar todo de agua, nunca llego; por lo menos no hasta el pueblo. Las piedras, expectantes y curiosas, no vieron llegar el agua desde donde estaban, aunque cierto era, que un buen trecho mas abajo, sus hermanas las piedras de laderas y caminos decían que sí, que allí había un montón de agua junta, tanta como jamas la habían visto… 

Y así siguieron pasando los años, con un pasar cada vez mas lento y olvidado de todo, las piedras tuvieron que asistir también, a la vergüenza del saqueo de lo que entre sus paredes aun cobijaban: cacharros de todo tipo, cazuelas, sillas, mesas, jarrones, zapatos… todo aquello que a pesar de la soledad, las hacia recordar a esas gentes que un día las habitaron y las amaron; también eso se lo robaron!!! ; llegaron personas que rompían las puertas o ventanas, entraban y se lo llevaban todo; ausentes, desconocidas, pensándose solas en aquel lugar, no vigiladas y observadas como en realidad estaban, por tanta roca y piedra viva que aunque triste y abandonada, aun sentía…

En aquellos momentos era cuando alguna, estallaba de tanto dolor acumulado, de tanta tristeza, y rodaba, caía y se quebraba, intentando castigar de esta forma a aquellas gentes por lo que hacia…

Y así dejaron de soñar, de esperar que algún día alguien volviera a habitarlas, ya ni eso querían, esas gentes de ahora, que aunque pocas, algunas conocían, no le gustaban nada, eran ladronas, sin sentimientos, sin respeto por un mundo, que poco a poco desaparecía, su mundo, pues ellas, no conocían otro…

Así fue como se volvieron amargas, austeras con todo, con el mundo, con los desconocidos, y en cuanto podían, se tiraban al vació encima de algún curioso, despistado, que había venido a meter las narices por ahí. Se mostraban frías, distantes, amenazadoras a los ojos del que mirando sin querer ver, se olvidaba del dolor que aquellas piedras, caminos, bancos, cruceros y dinteles, habían tenido que sufrir y que ahora, llenaba por completo el corazón duro y frió, de aquellas piedras solitarias…  corazón de piedra, como dicen hoy en día las gentes, para referirse a alguien que no siente, que esta roto, quebrado, frió y pétreo… así fue como se volvieron las piedras y también su corazón.

IMGP2413 reducida

Aunque no siempre habían sido así, habían sabido guardar la ternura el amor en sus corazones, pero en aquellos días ya no lo recordaban y estaban frías, sin asomo ninguno de ternura, solo rencor, soledad, tristeza… así, con su desdicha, dureza y soledad, vieron pasar personas por el lugar, como fantasmas de un gris ceniza que apenas siquiera percibían, por lo oscuras e inmutables que se sentían; pero… fue así, como no se dieron cuenta, no notaron diferencia por lo ciegas y duras que se habían vuelto; un día aparecieron personas como las otras que ya conocían, al principio no notaron nada distinto; luego sí. Unas risas, unos correteos por los caminos que ellas formaban, y es que con aquellas gentes, ¡venían niños!!!! … aquello si que era nuevo, hacía mucho tiempo que estas piedras duras y calcáreas no habían visto el correr y danzar… oído los gritos, risas y llantos de aquellos pequeños seres que tanto cariño les despertaban, pero desconfiadas como se habían vuelto, siguieron ,mostrándose frías, duras desapacibles… y aquellas gentes marcharon y ellas se quedaron otra vez solas.

Pero cual fue su sorpresa, cuando al cabo de no mucho, volvieron a escuchar aquellas melodías infantiles, aquel alborozo exuberante, y no una, ni dos, ni tres, aquellas gentes volvieron muchas veces y cada vez se quedaban mas días, desbrozaban caminos, limpiaban las eras, y habitaban los rincones en los que estas piedras habían resistido inmunes al frió, al agua, a la soledad, y aún se mantenían en pie… poco a poco sin que siquiera las piedras lo percibieran, resulto que tenían otra vez nuevas gentes viviendo entre sus pajares, alcobas, y alacenas, y aunque al principio no se fiaban un pelo de aquellas personas, poco a poco sus duros corazones se fueron ablandando, a unas les costo mas, a otras menos, pero hay, qué rico!!!!! cuando de repente, volvieron a sentir entre sus estancias aquel olor… ¿que era??? Hacia tanto que ya casi no lo recordaban, era un magnífico puchero como los de antaño, pero eso si, olía distinto, muy rico pero distinto y fue al cabo del tiempo, que aprendieron los nombres que aquellas nuevas especies que no conocían, pero que les habían devuelto la vida, el calor. el hogar, y que mezcladas con las que siempre habían conocido, creaban un poema de olores, aromas y colores que a ellas, las piedras, les resultaba una canción; una canción de piruleta, clavo y nuez moscada…

Y así fue como su vida fue cambiando, y algo que ellas ya no esperaban estaba sucediendo, poco a poco la alegría volvió a sus rincones y lejos de aparecer amenazantes como habían hecho hasta no hace mucho, ahora las piedras, iban mostrando una nueva cara, con un nuevo sabor y aire a hogar… con la ropa tendida entre los balcones, y flores creciendo sobre sus patios y ventanas; qué felicidad aquella, después de tanta tristeza y soledad…

                                                                                              CONTINUARA

que pensabais que ya había terminado??? pues no, todavía queda mas!!!  pa la próxima, espero que lo esteis disfrutando.

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. mafalja
    Jun 25, 2013 @ 11:21:16

    “La MAGIA de las palabras, como vehiculo de los sentimientos, de las emociones “

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: